Olvidar

Una habilidad del CIO, CTO y Service Manager

Olvidar

Dice la letra de un famoso tango que “la distancia es el olvido”. No siempre es cierto; a veces, no es fácil olvidar, ni en la distancia del espacio ni en la distancia del tiempo. Y, sin embargo, si uno no quiere circular por la vida cargado con una pesada mochila de recuerdos inolvidables, es necesario olvidar algunas cosas, al igual que es necesario recordar otras, aunque aparentemente parezca una contradicción.

En el recuerdo y en el olvido hay que ser selectivo. Se puede aprender a serlo, tanto para una cosa como para la otra.

Entre las cosas que más difícilmente se olvidan se encuentran aquellas que han producido un impacto, que han supuesto un cambio. Junto a ellas – en el otro extremo – aquellas que se han consolidado como hábitos. Las primeras se conservan en la memoria viva, consciente. Las segundas, en el espacio rutinario de la memoria inconsciente.

El CIO, CTO y Service Manager vive sumergido en procesos de cambio del primer tipo. Novedades continuas, exigencias de nuevos conocimientos y ruptura de actitudes tradicionales. Muchas veces, estos procesos suponen un impacto en la vida cotidiana de organizaciones y personas. Impactos que crean una memoria viva, instantánea, punzante quizás. Por compensación, suele producirse la búsqueda de refugio en la otra memoria, la del cómodo y rutinario pasado, la que nos conforta con seguridad o nos mantiene en posiciones adquiridas.

Así son los procesos de cambio, inevitablemente.

Instalar Service Desk en una empresa de saludables costumbres tradicionales es un impacto. Un notable impacto. Ignorarlo es de suicidas. Pero no olvidar y enseñar a olvidar es de necios o pusilánimes.

Olvidar es un refugio inconsciente, sí. Pero también es una habilidad que se educa mediante la inteligente y consciente selección. Hay que olvidar los rechazos, las incompetencias, las ignorancias y los accidentes. Hay que liberar la mochila o, mejor dicho, saber trasladar a la ”segunda memoria” aquellos impactos que pueden entorpecer pero que, al mismo tiempo, quizás convendrá recordar.

Ya lo hemos dicho: una aparente contradicción que se puede manejar con habilidad, como dice Sabina, en un desequilibrio organizado de 19 días y 500 noches. En la proporción adecuada a cada caso. No es fácil, no… pero se puede.


Robert García
Quién somos y qué hacemos

Conócenos mejor.

En Eskape nuestra misión es ser tu respaldo de IT para que puedas enfocarte en hacer crecer tu negocio.

C on nosotros encontrarás los mejores profesionales del Service Desk dedicados a que tus infraestructuras de IT estén siempre disponibles. Tanto si tu organización dispone de departamento de IT, como si no, en Eskape, siempre tendrás la solución para que tu negocio sigua creciendo.

ESKAPE: El Service Desk más profesional del mercado

Un equipo de profesionales dedicados por completo a que tu negocio no se detenga

TOP