El pianista del Hotel

Una habilidad del CIO, CTO y Service manager

El pianista del Hotel

Estuve contratado como pianista en el hotel X de la Costa del Sol durante seis meses hace unos años. Tutto somato – como dicen los italianos - no era un mal asunto, no. El sueldo no era nada del otro mundo, pero hospedaje y manutención eran a cargo de la casa, bebida la que quisiera, uso ilimitado de todas las instalaciones del hotel, horario de siete a doce y los lunes, libre. De vez en cuando, además, alguna turista se mostraba interesada en solicitarme alguna pieza y, quizás, a partir de ahí, ampliar sus conocimientos musicales. Ya he dicho que no era un mal asunto.

El Director era un tipo agradable y de una eficacia inmensa. Llevaba el hotel de memoria, delegaba casi todo en un personal sumamente eficiente aunque observé que, sin que se le notara, controlaba a tope. A veces, sobre las diez y media, cuando el comedor dejaba de funcionar, se sentaba cerca del piano a tomarse un gin tonic y charlar un rato. Un día, con un aire especialmente taciturno, me dijo:

- En este hotel hay dos personas que, según cómo se mire, sobramos: tú y yo. Dejé de tocar el “Sentimental Journey” que me habían pedido, uno de los clásicos para las americanas cincuentonas. - Hombre –respondí sin dudar – yo quizás sobro, vale, pero tú… - Igual que tú, o más - No creo - ¿No?, ya verás. Acaba la pieza ésa para que aquella americana gordita no proteste y nos largamos.

Así lo hicimos. Nadie nos reclamó. Estoy convencido de que ni notaron nuestra ausencia, todo siguió funcionando como si tal cosa. Tuve la sensación de que esa escapada, él la hacía a menudo. Nos fuimos al hotel de al lado a tomar otro gin tonic al son de su pianista, al que solicité “Sentimental Journey”. Lo interpretó mucho mejor que yo, por cierto.

El CIO, CTO como el Service manager tiene que poder ausentarse en cualquier momento, casi sin preaviso, sin que eso suponga ningún trastorno para el avance de los proyectos. El grupo ha de seguir funcionando gracias a una labor de delegación ejercida silenciosa y progresivamente, con anterioridad, previa la formación adecuada, el uso de controles preestablecidos y con la exigencia necesaria.

Otros componentes del equipo han de estar al pie del cañón y cuando se produce su ausencia tiene que ser suplida por una figura equivalente o complementaria. No hay suplentes de Director, hay Delegados.

Y no hay suplentes del pianista de hotel; si no está, hay agradable silencio ambiental o alguien se encarga de poner música enlatada. Cuando un CIO, CTO o Service manager se ausenta y nadie lo nota es porque antes se ha “enlatado” mucho trabajo de Dirección. Ésa es una habilidad que se entrena.


Juan Ignacio Barenys
Quién somos y qué hacemos

Conócenos mejor.

En Eskape nuestra misión es ser tu respaldo de IT para que puedas enfocarte en hacer crecer tu negocio.

C on nosotros encontrarás los mejores profesionales del Service Desk dedicados a que tus infraestructuras de IT estén siempre disponibles. Tanto si tu organización dispone de departamento de IT, como si no, en Eskape, siempre tendrás la solución para que tu negocio sigua creciendo.

ESKAPE: El Service Desk más profesional del mercado

Un equipo de profesionales dedicados por completo a que tu negocio no se detenga

TOP