Manuel JiménezEscrito por

Manuel Jiménez

Son varios los clientes o contactos habituales que nos han solicitado un ejemplo de implantación de servicios de IT. No somos una empresa especializada en la formación, más bien implantadores, por ello nos ha costado encontrar una temática no sectorial. El voto electrónico será nuestro caso práctico.

Afortunadamente en las recientes elecciones fui agraciado para cubrir un puesto como vocal por primera vez en una de las mesa electoral de mi barrio y digo agraciado, no porque me hiciese una ilusión especial intercambiar un plácido domingo de descanso con mi familia por una jornada doble de trabajo (casi 16 horas) en el proceso electoral, sino más bien por la oportunidad de tener la experiencia de poder vivir en primera persona esta actividad que hasta la fecha solo la conocía a través de amigos o familiares y generar mi propia opinión a través de lo que mis ojos vieron.

No he conocido a nadie que cuando le ha tocado asistir a una mesa electoral muestre especial interés por volver a repetir tal evento. En mi caso me sumo a esa misma opinión por razones que a lo largo del artículo evidenciaré.

Por defecto profesional acostumbro a no opinar cuando desconozco. Ahora conozco y en consecuencia voy a opinar, por supuesto basándome en intentar entender el proceso de votar desde un prisma de la tecnología y orientado a mi profesión, la gestión de servicios de IT. O dicho de otra manera, ¿qué deberíamos hacer para aplicar la “transformación digital” del voto analógico, al voto digital?

Si el conjunto de la nación decidiese modernizar el sistema de votos manual y me realizase el encargo de digitalizarlo, lo primero que haría es buscar un modelo de gestión sobre el que trabajar, sin ser necesario volver a inventar la rueda. Hay varios. Los que ya me conocen, saben que ITIL es con el que mejor me entiendo y con el que muchas organizaciones han obtenido buenos resultados.

En primer lugar deberemos dar nombre al servicio. Propongo algo trivial: Servicios de voto electrónico.

Para definir el servicio, es preciso recorrerlo a través de los cinco procedimientos que ITIL propone: Estrategia, Diseño, Transición, Operaciones y Mejora continua.

La estrategia de IT se debe alinear con la estrategia de la organización. Antes de crear un servicio de IT, esta frase abrumadora pero a la vez simple nos ayuda a evitar que antes de empezar a pensar en lo servidores, las líneas de comunicación, la seguridad anti hackers, etc… (que es la tendencia que tenemos todos los que hemos sido técnicos antes que gestores) los gestores del área de IT debemos entender qué es lo que pretende ofrecer este servicio y cómo la organización en su conjunto pueda lograr sus objetivos utilizando dichos servicios.

  • ¿Cuál será la utilidad del servicio?
  • ¿Quién será el/los clientes del servicio?
  • ¿Quién será el/los usuarios del servicio?
  • ¿Qué resultados obtenemos de aplicar el servicio?
  • ¿Cuál será la garantía del servicio?
  • Todos aquellos que sientan interés en responder a estas preguntas, o saber las respuestas, crear nuevas preguntas y ayudar a poner orden y organización en la construcción de este servicio están invitados a participar. A lo largo del tiempo iremos publicando nuevos capítulos hasta completar el servicio de manera teórica. Deja un comentario al pie de este documento y recibirás por correo un aviso con nuevas publicaciones.

    Para finalizar y saliendo del mundo de IT, estar al otro lado de la mesa electoral me permitió observar lo que sucede en el lado del votante y me llamó la atención la conversación que un joven menor tenía con su padre mientras esperaba el turno para votar: Papá, ¿Tenemos que hacer esta cola? ¿No hay una APP para votar? pues la podrían hacer, Cuantos papeles y sobres ¿solo se utilizan una vez? ¿los reciclarán?

    El mundo cambia más rápido que lo que cambian nuestros políticos o la voluntad de querer cambiar. Los gestores de IT, tenemos que ayudar a que la transformación digital llegue a todos los aspectos de la vida, sobre todo a los que afectarán a generaciones venideras.

    continuará ...

    Deja tu comentario